Centro Audaz

Depresión y secuestro amigdalino

Depresión y secuestro amigdalino

Cuando los sentimientos de tristeza, rabia, frustración o pérdida interfieren en nuestro vida diaria durante un período de tiempo prolongado (semanas o meses) podemos crear un trastorno del estado de ánimo que puede derivar en una depresión.

Tenemos que diferenciar que los seres humanos estamos expuestos a experiencias que durante periodos cortos pueden crearnos tristeza, melancolía, sentirnos abatidos o insatisfechos, etc; forma parte de esos cambios a los cuales estamos expuestos a lo largo de la vida y esto no significa que tengamos que enfermar de depresión.

Solo se puede producir un estado depresivo cuando se mantiene en el tiempo y no se le da solución a esos conflictos  que vamos arrastrando.

La depresión puede suceder a cualquier edad; en la etapa adulta, adolescentes, ancianos y ahora, cada vez más, incluso en los niños (bullying).

Los niños pueden tener síntomas que son diferentes a los de los adultos. Tenemos que mantener una vigilancia especial con ellos y observar esos cambios en el rendimiento escolar, observar si hay cambios en el sueño o en el comportamiento ya que pueden estar apáticos, tristes de forma persistente  e irritables y agresivos.

Los síntomas en los adultos son:

  • Cansancio y sensación de falta de energía
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio
  • Pérdida de placer en actividades que antes le hacían feliz
  • Bajo rendimiento o nulo de la actividad sexual
  • Pérdida de memoria y dificultad para la concentración
  • Cambio importante en el apetito, aumento o pérdida de peso
  • Alteración del sueño
  • Estado de ánimo irritable o muy bajo de forma continuada
  • Inactividad y pasividad en las distintas actividades

Existen diferentes tipos de depresión:

Trastorno Depresivo Persistente

Este estado depresivo tiene una duración aproximada de 2 años en los cuales la persona puede transitar épocas de depresión mayor y épocas donde los síntomas son más leves.

Depresión Mayor

Esta depresión sucede cuando los sentimientos de tristeza, rabia y frustración se mantienen de forma prolongada en el tiempo.

Depresión Pos Parto

Son muchas las mujeres que después de haber parido se sienten deprimidas, sin embargo la depresión pos parto es más grave e incluye síntomas de la depresión mayor.

Depresión Mayor con Atenuantes Psicóticos

Es cuando una persona padece una depresión con falta de contacto con la realidad.

Trastorno Afectivo Estacional

 Esto tiene que ver con los cambios de estación. El otoño y el invierno producen estados de alteración emocional por el descenso de la luz solar habiendo menos posibilidad de  aumentar la vitamina D; por eso en la primavera y el verano es menos frecuente.

Trastorno Disfórico Premenstrual

 Se producen los síntomas depresivos como una semana antes de la menstruación y desaparecen después una vez se termina la menstruación.

Trastorno Bipolar

Cuando la depresión se combina con un estado emocional maniático por eso suele acuñarse como maniacodepresivo; ahora bien, la depresión es uno de los síntomas en este trastorno aunque es un tipo de enfermedad mental diferente.

Por eso, hay que tener en cuenta, que antes de adquirir un comportamiento depresivo se suele tener estados de ansiedad que se han prolongado en el tiempo, así como tristeza, apatía, cansancio, estrés crónico, etc.

Hoy en día podemos prevenir y remitir estos trastornos enseñando a nuestro cerebro a construir nuevas redes neurológicas, para así cambiar la sobre exposición hormonal que  produce el Sistema Endocrino y generar una nueva hormonación que permita el cambio emocional.

La gran mayoría de las veces, en mi experiencia, hemos vivido un suceso o situación traumática que no ha sido debidamente procesado por nuestro cerebro; al no producir la solución a esos conflictos o problemas de la propia vida (relación de pareja, laborales, perdidas, alimentación inadecuada o desórdenes alimenticios, estrés crónico, etc) se produce un fenómeno conocido como secuestro amigdalino.

Es de extrema urgencia buscar ayuda cuando nos damos cuenta que algo no está bien y nuestro estado de ánimo comienza a ser errático por periodos prolongados de tiempo.

La depresión es la etapa previa a la enfermedad, por ende, cuanto antes actúes y busques solución a esos conflictos o situaciones almacenados erróneamente en tu memoria, lograrás conocerte mejor, cambiar tu percepción de la realidad para poder apreciarla tal y como es recuperando así tu salud y vitalidad.

 

Atrévete a SerAudaz

Sesiones presenciales en consulta
o por Skype