Centro Audaz

Cómo combatir el estrés a través del aprendizaje

Cómo combatir el estrés a través del aprendizaje

La gente en general cree que el Estrés lo crea el exceso de trabajo y la falta de tiempo.

Pero las razones del estrés son otras, el cerebro es un detector de amenazas, de información amenazante y cada vez que tu cerebro detecta algo que supone una amenaza, ya sea para tu tiempo o tu vida, genera hormonas del estrés para aportarte la energía necesaria para sobrevivir.

Es un error pensar que a todos nos estresan las mismas situaciones, eso es imposible.

Después de treinta años de investigación se han descubierto las cuatro características que generan el estrés. No es necesario que estén presentes las cuatro, cuantas más se produzcan mayor será el estrés.

Las cuatro características de una situación de Estrés son:

  1. La novedad. ( todo aquello que es nuevo o desconocido)
  2. Lo impredecible. La incertidumbre.
  3. La pérdida del Control, cuando no tienes el control.
  4. La desvalorización. Cuando representa una amenaza para tu personalidad. (ejemplo: cuando alguien cuestiona tu capacidad laboral)

¿Cómo abordar el Estrés?

Solo si comprendes lo que es el Estrés puedes abordarlo.

La mayoría de las personas no tienen ni idea de lo que es el Estrés y por lo tanto difícilmente pueden tomar decisiones claras para reducirlo.

El cerebro, ante una situación de estrés, actúa  como lo haría hace 20.000 años, bien sea porque te persigue un Mamut o porque estas esperando la llamada de tu jefe. Hace que salte la alarma, se produce nerviosismo, sudoración,  aumenta el ritmo cardíaco, etc. En ese momento el cerebro nos prepara para la defensa o la huida.

Tener el control de tus pensamientos y emociones es la clave para poder mantener el estrés bajo mínimos y disfrutar de un bienestar perfecto.

La meditación, técnicas de relajación mental y muscular van a favorecer nuestro bienestar. Estas técnicas, y aprender a procesar el entorno con calma, son las mejores herramientas para disminuir el estrés.

En el año 2020 la depresión relacionada con el Estrés Crónico será la segunda causa de invalidez en el mundo según la O.M.S.

Estamos rodeados de información amenazante, la vida moderna está programada a través de horarios, normas y códigos que ordenan nuestra vida diaria y ello nos da una mayor seguridad. Sin embargo, en el siglo XXI, sufrimos de enfermedades relacionadas con el Estrés: Miedo injustificado, Nerviosismo, Pánico, Ansiedad, TOC, Insomnio, Cáncer, Enfermedades Autoinmunes, etc.

En los últimos 150 años se ha impuesto o nos hemos impuesto el orden en nuestra rutina diaria sin tener  en cuenta los tiempos biológicos. El resultado es que nuestro organismo no ha sido capaz de adaptarse  a ello.

Cómo saber si tengo Estrés Crónico:

  • Nuestra digestión cambia ( las comidas resultan pesadas)
  • Se dispararan las adicciones (consumo de azúcares, alcohol , tabaquismo)
  • Cambios en el carácter (irritado, mal humor)
  • Disminución de la memoria

El Estrés agudo es bueno para nuestra consecución de metas y objetivos y también para potenciar nuestra memoria y concentración.

Consecuencias del Estrés Crónico

Estamos ante una epidemia mundial según la organización mundial de la salud

El Estrés es una de las  cuatro mayores amenazas para la salúd pública en el mundo y ha sido vinculada clinicamente con  seis de las principales causas de muerte a nivel mundial así como con un sin fín de enfermedades y trastornos físicos, mentales y emocionales

Tipos de Estrés

Existen cuatro tipos de Estrés:

El Estrés Físico: Afecta directamente al cuerpo, accidentes, caídas, cortes, pinchazos, fracturas, etc. También los excesos (de comida/de ejercicio físico) y las insuficiencias  (hambruna, falta de nutrientes).

El Estrés Químico: También afecta directamente al cuerpo. Se produce con la proliferación en el cuerpo de agentes nocivos o bien por la carencia de agentes necesarios. Drogas, venenos, pesticidas, contaminación ambiental, aditivos alimentarios, demasiado azúcar, demasiado alcohol, malos hábitos alimentarios, desequilibrio hormonal, desequilibrios químicos en el cerebro y los neurotransmisores pueden dar lugar a Estrés Químico.

El Estrés Emocional o Psicológico: Se genera por muy distintas circunstancias de la vida: tragedias familiares, problemas económicos, cambios de trabajo, pérdida de un ser querido, divorcios. En los seres humanos cualquier tipo de Estrés acaba siendo Estrés Emocional o Psicológico, cualquier cosa que perturbe el normal funcionamiento del cuerpo y del cerebro es percibida como un problema y así alimenta este tipo de Estrés.

El Estrés de Frecuencia Electromagnética: Es ocasionado por las líneas invisibles de fuerza que rodean los dispositivos eléctricos: el WiFi, los teléfonos móviles, los cables de alta tensión, antenas, los rayos X, etc. Se estima que este mar de ondas energéticas creado por nuestra adición a los cosas eléctricas es de 100 millones de veces superior al de hace 100 años. Los teléfonos móviles alteran la forma en la que las neuronas generan proteínas y ello favorece la formación de tumores.

Efectos del Estrés a largo plazo

Cuando se sufre de Estrés Crónico la energía se deriva hacia las extremidades (piernas y brazos) preparándolas para la acción. Al ocurrir esto, no queda en el cuerpo central la suficiente energía disponible afectando distintos procesos metabólicos donde comienzan a aparecer irregularidades.

El Sistema Inmunológico tampoco tendrá la energía suficiente y ello facilitará el avance de las células cancerígenas.

Tus receptores celulares estarán más predispuestos a incorporar este tipo de química por eso de nada servirá que tomes una alimentación incluso vegana si estas estresado o neurótico.

Quién está con el Sistema Simpático activado no puede absorber la comida adecuadamente ya que el Sistema Simpático actúa como si estuvieras apretando de forma continuada el acelerador de tu coche.  

El Estrés nos hace preocupar, nos evade del presente, las glándulas suprarrenales producen otra sustancia característica del estrés, la cortisona.

La cortisona aumenta nuestra capacidad de respuesta ante el dolor. Pero si no hay un peligro real y la cortisona persiste los tejidos se endurecen. Ello puede producir desviaciones de la columna, etc. La Cortisona afecta también  negativamente al hipocampo, la parte del cerebro a la que le encantan las nuevas experiencias.

Si estamos anclados en el modo «supervivencia» condicionados por el Miedo y el Estrés, nos hallamos en una situación involutiva. Si nos anclamos en el modo «creación»  generando amor y alegría, nos hallamos en una situación evolutiva.

Debemos ser valientes y saber que hay algo más. Naturalmente tendremos que afrontar retos.

Cambiar es como cruzar un río salpicado de peligros y cuya agua esta fría. Algunos se echaran atrás nada más poner un pie en el agua. Otros irán más allá. Sólo algunos llegaran al otro lado y éstos encontrarán una vida nueva, un entorno nuevo, habrán conseguido desarrollar más su cerebro al crear nuevas neuronas.

El cambio puede ocurrir desde el momento en que tomamos conciencia e interrumpimos nuestro pensamiento neuroquímico habitual, entonces las viejas conexiones sinápticas se alteran.

Ahora impedimos que las mismas sustancias químicas generadas por los pensamientos alimenten el cuerpo. El evolucionado Neocórtex ya no está bajo las órdenes del cerebro primitivo, sino que está al mando y va a motivar que la química del bienestar invada el cuerpo en sustitución de la del miedo.

La mente consciente no puede detener los programas automáticos con simplemente quererlo en ese momento o enojándose con ello. Lo que hay que hacer es “entrar en el sistema operativo”, esto significa ir a lo profundo, es decir a la raíz de la causa que genera el Estrés o dicho de otra forma dar solución al conflicto que genera ese Estrés Crónico.

¿Qué es el aprendizaje y de qué forma nos favorece?

El aprendizaje sucede con la formación de nuevas conexiones sinápticas.

Cuando pensamos en algo dos neuronas se conectan entre sí; si este pensamiento se repite, la conexión se fija y se hace más fuerte.

Si no repites estos circuitos con frecuencia, estas conexiones desaparecen en horas o en días.

Pero si lo repites y lo repites, este pensamiento pasa al programa subconsciente, de manera que realizas la acción o pensamiento  de forma automática sin saber muy bien cómo lo has hecho.

Si quieres tener una nueva realidad (por ejemplo dejar el dolor) debes cambiar tu personalidad es decir tu Percepción de la Realidad

Para cambiar tu personalidad debes cambiar tus pensamientos y éstos cambiarán tus hábitos y emociones del pasado

Seguir con los mismos pensamientos es seguir con los mismos hábitos y con las mismas emociones generando la misma personalidad y la misma realidad, es decir, vas a seguir teniendo la misma respuesta: el Estrés Crónico.

 Allí donde pones tu atención pones tu energía y las emociones son energía en movimiento.

Conclusión: ¿Cómo pretendes que suceda algo diferente en tu vida si cada día haces y sientes lo mismo?

Deja espacio para lo nuevo y deja atrás tu vieja forma de ser, Reinvéntate y tu Estrés desaparecerá con toda seguridad.

Pide ayuda cuando por ti mismo no sepas hacerlo, deja de querer que los demás cambien, ¡cambiando tú, lo cambias todo!

Atrévete a SerAudaz

Sesiones presenciales en consulta
o por Skype