Centro Audaz

Realidad y percepción; dos cosas muy distintas

Realidad y percepción; dos cosas muy distintas

Cuando el ser humano es inconsciente, está convencido de que su percepción de la realidad y la realidad son la misma cosa. Cuando trabajamos de forma consciente con nosotros mismos descubrimos que la realidad y nuestra percepción de la realidad pueden ser dos cosas muy diferentes.

“No vemos las cosas como son, sino como nosotros somos“

Dos personas en la misma situación de enfermedad con el mismo tratamiento médico y farmacológico perciben la realidad de forma diferente de acuerdo a sus creencias y por lo tanto el proceso de recuperación es diferente. Uno puede sanar y otro no. 

La calidad de nuestra experiencia de vida depende de nuestra manera de percibirla. Podemos cambiar nuestra manera de experimentar la vida y hacer de ella algo mucho más agradable y satisfactoria cuando cambiamos nuestros pensamientos.

Tenemos que aprender a diferenciar el pensamiento automático del pensamiento reflexivo. Esto va a ser fácil porque el pensamiento automático es reiterativo y produce sensación de agotamiento ya que no le ofrecemos solución y produce  también Estrés. El pensamiento reflexivo está abierto a la construcción de la solución o en su defecto a la decisión.

La salud está vinculada a nosotros a través de nuestro estado de conciencia, a través del corazón, a través del buen funcionamiento del cerebro y a través de nuestra mente. Por lo tanto es imprescindible tener el control mental para que todos nuestros sistemas puedan disfrutar de un bienestar total y perfecto.

Para poder percibir de forma real necesitamos pausar nuestro sistema mental haciéndolo a través de aprender a estar sin preguntas y sin respuestas sobre todo ese estado emocional que estemos experimentando en ese momento.

Hemos de cultivar el silencio, vivir períodos de soledad, meditar, contemplar, trabajar en grupo y vivir con sencillez.

Nada es tan bueno y nada es tan malo, solo es como tú lo percibes y tus creencias se pueden cambiar. No tienes un destino predeterminado, eres libre para poder abrir tu mente más allá de lo establecido o seguir prisionero de tus creencias.

La enfermedad no existe, existe el enfermo“. El 100% de las enfermedades son psicosomáticas.

Atrévete a SerAudaz

Sesiones presenciales en consulta
o por Skype